Yartsagumbu, el oro del Himalaya

La pausa del café

Revista cultural de entretenimiento para gente curiosa

Yartsagumbu, el oro del Himalaya

La recolección de este producto atrae todos los años a la montaña a centenares de recolectores, pobres en su mayoría, que buscan en condiciones muy difíciles lo que les proporcionará el sustento para el resto del año. Los padres enseñana a sus hijos y así seguirá ocurriendo. A ellos les pagan una miseria en comparación con el precio que puede llegar a alcanzar lejos de allí.

El Ophiocordyceps Sinensis, conocido como “hongo de la oruga” o yartsa gumbu (planta de verano gusano de invierno en tibetano), es un hongo oroginario de la meseta tibetana y del Himalaya en la India, Nepal y Bután.

Yartsagumbu en tierra

El Yartsagumbu es el resultado de una relación parasitaria única entre un insecto (la larva de una polilla) y un hongo. El hongo germina en la larva a través de las esporas que consume en su dieta. Este parásito mata al insecto, lo momifica y luego crece a partir del cuerpo del insecto. Inicialmente, las esporas del Yartsagumbu se unen a las cabezas de las orugas que viven en los pastos de montaña del Himalaya. Luego, poco a poco, el hongo penetra más profundamente en el cuerpo de la oruga invadiendo su cuerpo. Al morir el insecto, el hongo continúa creciendo y tiene la apariencia de un tallo negro. Este tallo (compuesto por el cuerpo momificado de la oruga y el tallo) en forma de dedo mide menos de diez centímetros. La parte aérea del Yartsagumbu, llamada carpóphoro, es la que se recolecta y utiliza en la medicina tradicional tibetana y china. El hongo yartsagumbu germina en altitudes superiores a los 4000 metros.

Las orugas viven bajo tierra en los pastos alpinos y matorrales en la meseta del Tíbet y en el Himalaya, a una altitud entre 3.000 y 5.000 m. Permanecen hasta cinco años bajo tierra antes de convertirse en pupas; la oruga de la polilla Thitarodes es atacada mientras se alimenta de raíces. No está claro cómo el hongo infecta la oruga, posiblemente por la ingestión de las esporas del hongo o por el micelio que invade al insecto a través de uno de los poros respiratorios del insecto. El hongo invade el cuerpo de las orugas, llenando la cavidad del cuerpo enteramente con el micelio, la mata y luego la momifica. Las orugas mueren cerca de la salida de sus madrigueras. El hongo, de color marrón oscuro a negro, emerge de la tierra en primavera o a principios del verano y siempre surge de la cabeza de la oruga. La longitud del tallo llega a estar a 5-15 cm por encima de la superficie, lo que le permite liberar las esporas.

Yarstagumbu partidos por la mitad

Las propiedades estimulantes del Yartsagumbu se conocen desde hace milenios por los pastores tibetanos. Se dieron cuenta que sus yaks disfrutaban mucho mientras comían Yarsagumba de forma natural en las montañas. Utilizado desde hace muchos siglos en China y el Tíbet, el Yarsagumbu ha sido durante mucho tiempo un hongo reservado a las élites, por su rareza y alto precio. En el Tíbet, únicamente el Dalai Lama lo consumía, mientras que en China, sólo al emperador y a su corte se les permitía disfrutar de sus virtudes.

En Nepal, cuando se funden las nieves, la época de la recolección del Yartsagumbu provoca una verdadera fiebre del oro en el país. Así, en mayo, a principios de la primavera, pueblos enteros del Nepal y el Tibet se trasladan a las tierras altas de la cordillera del Himalaya para recolectar el hongo. Incluso los monjes tibetanos abandonan sus monasterios y parten a la recolección del Yartsagumbu. Gracias al Yartsagumbu, en un mes, los monjes pueden ganar el suficiente dinero como para vivir el resto del año en el monasterio. Cosechar el Yartsagumbu es una prueba muy dura. Hay que caminar durante más de 15 horas para llegar a las primeras mesetas y la recolección del Yartsagumbu se lleva a cabo en condiciones muy difíciles: un frío intenso y una atmósfera pobre en oxígeno. Buscar el Yartsagumbu es difícil, las placas de hielo y nieve son abundantes todavía y hay que localizar el pequeño tallo del Yartsagumbu que se confunde con la hierba. La recolección del Yartsagumbu también es delicada, hay que extraer el hongo de un suelo todavía endurecido por el frío sin romperlo. Posteriormente será cepillado y limpiado antes de ser vendido en los mercados.

Recolectores en campaña

Por su precio, ya que se paga más caro que el oro. La escasez de Yartsagumbu y las difíciles condiciones de su cultivo hacen que el precio del Yartsagumbu llegue a cotizar entre 4.000 y 8.000 euros el kilo en el lugar de origen. Pero puede llegar a pagarse hasta 30.000 € el kilo en una farmacia de Hong Kong. Antes, estaba reservado a los emperadores chinos, pero la aparición de los nuevos ricos chinos ha disparado la demanda durante los últimos años. El resultado, el precio se ha incrementado veinte veces en una década. Un buen recolector puede hacerse en unas pocas semanas con el sueldo de un año o más. Para esta población es la única manera de ganar dinero, el resto del año utilizan el trueque.

Apodado el “Viagra del Himalaya”, el Yarsagumbu es conocido por sus cualidades afrodisíacas. Pero para los chinos, sobre todo, es un elixir de la juventud. Su uso tiene una larga historia en la medicina tradicional china y tibetana. En el Tíbet, se ha utilizado durante más de 500 años como un tónico, que se utiliza en la medicina tibetana para tratar a personas con ciertas afecciones cardíacas y renales, así como para aumentar la virilidad masculina.

La recolección a mano del hongo de la oruga es muy valorada por los herbolarios y posee el status de símbolo, se utiliza como afrodisíaco y para el tratamiento de enfermedades como la fatiga y el cáncer, aunque tal uso se basa principalmente en la medicina tradicional china, los ensayos clínicos no han demostrado su eficacia.

Para leer mas:

http://www.rutadelbichologo.org/2013/09/02/dualidad-en-el-himalaya-hongo-o-insecto/

http://www.elespectador.com/noticias/actualidad/el-viagra-del-himalaya-mas-valioso-el-oro-articulo-498780

http://www.aryse.org/yartsagumbu-el-oro-del-himalaya/

http://almacosta.wordpress.com/2012/12/01/hongos-de-oruga-podrian-salvarte-la-vida/