Navalcarnero

La pausa del café

Revista cultural de entretenimiento para gente curiosa

Navalcarnero

Su estilo de pueblo castellano, su pasado histórico relevante, sus numerosos monumentos artísticos, su gastronomía típica y sus tradiciones, hacen de la villa un lugar de interés turístico.

Conjugando lo moderno con lo tradicional, Navalcarnero destaca por sus casas de estilo castellano, sus calles adoquinadas, su plaza y su patrimonio artístico.

 

 

Su historia

 

A un paso de estrenarse el s XVI, en el año 1499, tiene lugar la fundación de Navalcarnero. Así, el 19 de octubre de 1499, Segovia prepara su fundación e implica a la Corona para que de su autorización, y en un acto sencillo con dos alcaldes, un alguacil y dos asistentes los cuales pasan a ser vecinos del pueblo se inicia el nacimiento de Navalcarnero bajo jurisdicción segoviana.

 

Tras 128 años el municipio se emancipa de Segovia pasando a ser villa independiente en 1627. En 1651 y como agradecimiento por la boda acontecida en el municipio entre el Rey Felipe II y Doña Mariana de Austria en 1649, el monarca le otorga el título de Villa Real. Ya en la actualidad, en 1999 se hermana con Segovia al cumplirse los 500 años de su fundación y 350 de la Boda Real.

 

 

El casco histórico

 

El punto de partida para cualquier paseo por la Villa Real debe ser su plaza, conocida como plaza de Segovia, ya que la villa perteneció a la ciudad de Segovia desde el año 1499, año de su fundación. El visitante encontrará muchas similitudes con plazas de otras localidades cercanas, ya que su estilo es tradicional castellano. De forma irregular y espaciosa, guarda una estructura porticada, pero lo pintoresco son las fachadas de las casas que acoge, dado que sus colores y elementos decorativos han intentado ser fieles a su forma original y desde el año 2000 es BIC en la categoría de Conjunto histórico junto a la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción.

 

A escasos metros de la plaza se encuentra la Iglesia, probablemente iniciada en el siglo XVI, destaca por sus diversos estilos arquitectónicos como el gótico, renacentista o barroco y en su torre exterior el hispano-mudéjar que junto con el chapitel son uno de los signos de identidad de la villa.

 

Aun paso del casco antiguo podremos ver la Plazuela del Mercado que alberga el Mercado Municipal y donde se puede todavía realizar la compra al estilo tradicional, y en ella también veremos la Casa de la Lonja, casa solariega que conserva el escudo hidalgo original en su fachada y un bello patio interior de sabor toledano. Actualmente alberga uno de los comercios más antiguos de Navalcarnero.

 

Dejando atrás el centro neurálgico pero dentro del casco antiguo llegamos a la Casa de la Cadena, situada en frente del nuevo Ayuntamiento, dio su nombre antaño a la vía donde está situada y hoy conocida con Felipe IV, se conservan las inscripciones conmemorativas que recuerdan que aquí recibieron la bendición conyugal el rey Felipe IV y Doña Mariana de Austria y que les sirvió de casa nupcial durante dos noches. Aunque en apariencia en auténtica no pasa de ser una reproducción para conmemorarlo que allí sucedió.

Fuera del casco encontramos multitud de plazas, fuentes, ermitas, humilladeros, etc., pero es el barrio de Covadonga el que merece un aparte.

Creado para dar vivienda a los trabajadores de la antigua Fábrica de Jabón, tiene un estilo más típico del sur de España, donde sus casas encaladas y ordenadas crean un ambiente diferente al de la Villa. La plaza de Covadonga alberga serena y tranquila la Iglesia, también encalada y probablemente del arquitecto Luis Martínez Feduchi, autor de los proyectos del barrio y de la Fábrica de Jabón.

 

Histórico en la villa no es su parque, pero si lo que cuenta. Cercano al casco antiguo, el Parque Histórico de San Sebastián pretende recrear las vivencias de la villa sobre un jardín reconstruido. Lo que distingue al Parque es la forma de acercarse, a través de sus personajes y esculturas al pasado histórico de la Villa.

 

La presencia de Isabel la Católica recuerda que bajo su reinado fue fundado Navalcarnero, la figura de Miguel de Fuenllana nos habla del concertista nacido en la Villa que dedicó su célebre Orphenica Lyra a Felipe II, Jacinto González quién logro traer a la población el agua potable y Sebastian Muñoz, discípulo de Claudio Coello y pintor de cámara del rey Carlos II entre otros vecinos ilustres de la Villa, todos ellos dan fe de lo que fue y es la Villa Real de Navalcarnero.

 

Su vino

Navalcarnero tierra de labranza y de vino. Si algo destaca en la villa son sus vinos, reconocidos tanto en España como a nivel internacional. Desde antaño hasta nuestros días, los caldos navalcarnereños se han considerado un bien muy preciado, siendo las variedades blanca malvar y la tinta garnacha de la comarca, las que dan riqueza a su blancos, rosados y tintos.

 

Su museo

Y como el vino es importante para el desarrollo del municipio de ahí su museo, alojado en un precioso edificio utilizado como bodega a finales del s XIX, sorprende en su interior con las cuevas excavadas a mano hace más de treinta años, y sus numerosas bóvedas, muros y arcos de ladrillo de estilo tradicional castellano. Ha sido acondicionada con tinajas, barriles y enseres relacionados con el vino. Un documental es exhibido en la sala de proyección donde se muestra la vinculación de Navalcarnero y el vino.

 

Gastronomía

 

La gastronomía de la Villa Real deja su huella en el sobrenombre que tiene el municipio, “tierra de vino, garbanzos y del cordero”. Su cocina está especializada en cuidar y preparar las mejores materias primas de su tierra para sorprender al paladar.

 

Así el garbanzo, se convierte en el ingrediente imprescindible de la famosa Olla del Segador, una variedad del cocido madrileño. La villa es conocida también por sus asados, sabia conjunción del arte en los hornos y la calidad de los corderos locales. También son tradicionales el conejo con patatas y setas de cardo, el conejo y la liebre con judías o las perdices escabechadas.

 

Su carta de repostería cuenta con los conocidos bollitos de aceite y manteca con azúcar, el membrillo y el arrope (mezcla de mosto, calabaza, higos y melón duro).

 

No te puedes perder

 

Plaza del Teatro

La plaza alberga el antiguo edificio del Teatro Municipal, del s XIX, restaurado recientemente y construido de ladrillo visto, jugando con sus huecos y remates para transmitir la idea de solidez característica.

 

Plaza de Alonso de Arreo

Espacio dedicado a este regidor y procurador del Concejo del municipio. Piedras, ladrillo y el susurro del agua invitan a la conversación y al descanso.

 

Pozo de los Capones

En las proximidades de la Casa de la Cadena encontramos este pozo, pozo público que abastecía de agua a la población llamado así por la conocida familia que vivía frente al pozo.

 

Pozo Concejo

Fuente en cascada, que imita al Pozo Concejil que existió al final de la misma vía a mediados del siglo XVIII.

 

Ermita de San Isidro

A unos 5 Km. del centro urbano esta ermita está arropada por un incomparable entorno natural formado por chopos, almendros, olmos, etc. Construida en 1973 para conmemorar la fiesta de San Isidro labrador, su pradera nos oculta otras sorpresas como el Olmo Milenario, ejemplar protegido y catalogado como “árbol singular” o la posibilidad de pasar un día de esparcimiento en contacto con la naturaleza.

 

Mercado de Artesanía

 

El segundo domingo de cada mes los artesanos locales y de los pueblos aledaños venden todo tipo de objetos artesanales a buen precio y es un buen momento para disfrutar del ambiente del casco antiguo.

 

 

 

 

 

 

Mercado Siglo de Oro

En septiembre, antes de las fiestas patronales, se celebra todos los años este mercado durante un fin de semana, en el que se reviven escenas propias del siglo XVII, pasacalles, juglares, corral de comedias, etc, y donde se pueden adquirir todo tipo de artículos artesanalaes, desde alimentos a bisutería pasando por juguetes de la época, todo ello con el sabor del siglo de oro español.

 

 

Donde dormir

 

 

 

Hostal Cruz Verde

Calle Cruz Verde, 3

91 8190 10 03

 

http://www.hostalcruzverde.com/

 

 

Restaurante Hotel Rural La Mansión de Navalcarnero

C/Jacinto González, 20

918101250

 

http://www.lamansiondenavalcarnero.com/

 

 

Hotel Ciudad de Navalcarnero

Autovía de Extremadura, km. 28,200

918 11 47 67

 

http://www.hotelciudadnavalcarnero.com/

 

 

 

 

Donde comer

 

 

Restaurante 'Las Cuevas del Carnero'

C/ San Roque, 3

91 811 04 61

 

 

Restaurante Las Cuevas del Tío Juanón

C/ de la Iglesia, 6

91 811 33 12

 

 

Restaurante el Arriero

C/ El Escorial. 44-46

91 811 20 28 / 91 811 16 08