El Spad S XIII de Edward Rickenbacker

La pausa del cafe Revista cultural de entretenimiento para gente curiosa

El Spad S XIII de Edward Rickenbacker

Nacido en Columbus, Ohio, en 1890, Eddie Rickenbacker tenía ganada una considerable reputación como conductor de coches de carreras en Estados Unidos cuando comenzó a sentir interés por el vuelo en una visita a Inglaterra en 1917. Después de un corto intervalo como chofer del general Pershing, en Francia, después de que EEUU hubiera entrado en la Primera Guerra Mundial, fue transferido al ejército de EEUU y, con alguna frustración, se encontró en la oficina de ingeniería en Issoudun, en calidad de jefe.

Sin embargo, durante sus ratos libres, Rickenbacker iba completando cursos sobre vuelo y tiro y, a su debido tiempo, fue enviado al escuadrón aereo número 94, el famoso “Hat en the Ring”, capitaneado por Raoul Lufbery, formando en la primera patrulla aérea que sobrevoló las líneas enemigas el 19 de marzo de 1918. Por entonces, el escuadrón volaba en cazas Nieuport y, en tal aparato, Rickenbacker destruyó su primer avión alemán, un Albatros, el 29 de abril.

El 30 de mayo derribó su quinto avión enemigo, calificándose así como as, pero una infección de oídos le retuvo en tierra durante los siguientes tres meses, durante los cuales el escuadrón 94 fue reequipado con el caza SPAD S XIII.

La sexta y séptima víctima de Rickenbacker, ambas Fokker, cayeron el 14 y 15 de septiembre. Diez días más tarde fue promovido a capitán y se le dio el mando del escuadrón 94, que operaba entonces sobre el sector de Verdún durante la ofensiva Argonne-Meuse. Su avión, que llevaba un prominente “1” en el fuselaje y en las alas, iba decorado con bandas rojas, blancas y azules alrededor de los puntales bajo el cuerpo del avión, aumentando el número de bandas según iba aumentando el número de sus victorias.

Spad S XIII

En su primera salida, el 25 de septiembre, como C.O. del escuadrón, Rickenbacker se anotó su primera doble victoria, destruyendo un Fockker y un Halberstadt en una sola patrulla de mañana. A finales de octubre su marca se había elevado a 26 victorias, incluyendo 12 Fockkers, cinco cazas Albatros y 4 zepelines, la marca más alta conseguida por un piloto americano durante la Primera Guerra Mundial. Más tarde fue galardonado con la medalla del Congreso al Honor y permaneció en activo en aviación y en negocios de automoción, llegando al cargo de presidente de la Eastern Airlines en 1953.

Para leer más:

http://acepilots.com/wwi/us_rickenbacker.html

http://es.wikipedia.org/wiki/Eddie_Rickenbacker

http://highbridgecompany.com/blog/2014/04/07/npr-american-chronicles-wwi-marks-100-years-of-hard-lessons/