El SE 5 de Albert Ball

La pausa del cafe Revista cultural de entretenimiento para gente curiosa

El SE 5 de Albert Ball

Nacido en Nottingham el 14 de agosto de 1896, Albert Ball ocupó un lugar prominente en los afectos del público británico similar al que tuvo Max Immelmann en Alemania. Su filosofía del combate, que usualmente implicaba el enfrentamiento en solitario contra el enemigo, tenía un gran atractivo para el observador civil, para quien las sutilezas del combate aéreo eran como un libro cerrado.

Era aún un muchacho cuando, enrolado en los “Sherwood Foresters”, estalló la Primera Guerra Mundial. Destinado al Royal Flying Corps, el 15 de febrero de 1916 se integró en el 13 escuadrón en Francia. En mayo del mismo año pasó al 11 escuadrón, donde le fue asignado un caza Nieuport, un aparato del que quedó prendado.

Los primeros éxitos de Ball en combate se produjeron el 22 de mayo, cuando reivindicó la destrucción de un Albatros DI y el derribo de otro avión alemán, aunque ninguna de estas victorias se confirmó. Tuvo otro combate no demostrado el 1 de junio, cuando destruyó dos cazas alemanes que trataban de interceptarlo. Recibió la Cruz al Mérito Militar el 27 de junio, al día siguiente de haber destruido un globo enemigo.

En agosto de 1916 pasó al 60 escuadrón, donde tuvo otro Nieuport y continuó con el permiso para librar combates en solitario y patrullar del mismo modo. Aparentemente ajeno por completo a las diferencias en su contra, atacaba él solo formaciones enemigas desatando rociadas de fuego a quemarropa. Su táctica habitual era caer en picado hasta situarse debajo del aparato enemigo y ametrallarle con su arma montada en el ala superior disparando casi verticalmente. Fue condecorado con la Orden de Servicios Distinguidos, con una barra, el 26 de septiembre, y recibió una segunda barra el 25 de noviembre. Para cuando abandonó Francia el 4 de octubre, Ball tenía acreditadas victorias sobre diez aparatos alemanes, incluyendo cuatro Rolands y dos cazas Albatros.

En Inglaterra, tras una temporada de instrucción, fue destinado al 56 escuadrón, que fue a Francia el 7 de abril. Este escuadrón estaba dotado con SE 5, un avión por el cual Ball nunca tuvo entusiasmo. Desde luego, continuó con autorización para pilotar su amado Nieuport durante un tiempo, pero se concilió con el SE 5 cuando vio que su marca de victorias aéreas seguía subiendo con este aparato. Cuando aún estaba en Inglaterra, en London Conley, Ball adquirió el SE 5 A4850. La ametralladora Vickers fue quitada, el parabrisas bajado y mediante otras modificaciones el piloto podía sentarse más bajo en la carlinga. Todo ello permitía aumentar algo la velocidad. Pero a pesar de todo eso Ball escribió: “El SE5 ha resultado ser un fracaso… es un aparato podrido”.

SE5

El 6 de mayo de 1917 hizo su última salida pilotando un Nieuport y logró su última victoria, un Albatros de Jasta 20 al que destruyó cerca de Sancourt. A la tarde siguiente, embarcó en su SE5 A4850, y entró en combate con un caza alemán cerca de Lens. Durante la refriega fue visto entrar en picado dentro de una nube, y los alemanes encontraron más tarde su cuerpo y el avión destrozado. No tenía huellas de disparos y, aunque se atribuyó la baja a Lothar con Richthofen, este lo negó, asegurando que su víctima fue un triplano.

Ball murió a la edad de 20 años y nueve meses, y se le concedió a título póstumo la Victoria Cross el 3 de junio de 1917. Su marca oficial de 44 aviones enemigos abatidos lo coloca en el puesto undécimo de la lista de mejores pilotos de combate británicos y de la Commonwealth en la Primera Guerra Mundial.

Para leer más:

http://es.wikipedia.org/wiki/Albert_Ball

http://www.history.co.uk/biographies/albert-ball

http://albertball.homestead.com/

http://acepilots.com/wwi/br_ball.html