El Messerschmitt Bf 110 de Walter Rubensdörffer

La pausa del cafe Revista cultural de entretenimiento para gente curiosa

El Messerschmitt Bf 110 de Walter Rubensdörffer

La práctica de incorporar bombas de poco peso en aviones de combate data de la Primera Guerra Mundial y fue de uso común durante la Guerra Civil Española, sobre todo el los biplanos Heinkel He 51. No fue hasta la Segunda Guerra Mundial, sin embargo, cuando se hicieron serios esfuerzos para desarrollar técnicas de combate específicas para cazas que portasen bombas. Hasta ese momento la táctica había sido la de contar con un improvisado apoyo en el campo de batalla.

Cuando terminó la Batalla de Francia, la Luftwaffe creó una unidad especial, la Erprobungsgruppe 210, para poner en servicio, al Messerschmitt Me 210, caza-bombardero, que volaba entonces en fórmula de prototipo. Parecía que el Me 210 no podría estar listo durante meses, así que las operaciones de la unidad en 1940 se llevaron a cabo con dos staffeln del Messerschmitt Bf 110 y con una del Bf 109. tal fue la importancia que se le concedió a esta operación que a ella se dedicaron los mejores pilotos. El mando le fue encomendado a un suizo, veterano de la guerra civil española, Walter Rubensdörffer.

Nacido en Basle, el 1 de agosto de 1910, Rubensdörffer había servido durante algunos años en la Luftwaffe de antes de la guerra. Era incondicional partidario de las prácticas de bombardeo como ayuda en el campo de batalla, táctica que él había puesto en práctica con éxito en la legión Cóndor. Rubensdörffer recibió el mando de la Erprobungsgruppe 210 de Albert Kesserling el 1 de julio de 1940 y afirmó tener la unidad lista para combatir diez días más tarde. Él mismo dirigió el primer ataque de diez Bf 110 de St. Omer contra objetivos en el área de Harwich el 10 de julio.

Durante el mes siguiente, Rubensdörffer dirigió a la EGr 210 en 28 salidas contra objetivos establecidos en el sur de Inglaterra y contra embarcaciones costeras.

Casi invariablemente los objetivos fueron calificados como fuertemente protegidos o como muy difíciles de copar por unidades de la Luftwafe en alineamiento, con el resultado de que la EGr210 pronto tuvo una reputación de tropas de élite.

Como ejemplo de aquellas operaciones se ponen los ataques de Rubensdörffer sobre la cadena interior de radares CG en el sudoeste, el 12 de agosto, cuando dirigió varios bombardeos cuidadosamente coordinados contra Dover, Rye, Pevensey y Dunkirk (en el norte de Kent), sin bajas. Todos los jefes de la Schawarm en estos ataques: Ott Hintze, Wilhelm Rössiger y Martin Lutz, más tarde accedieron a la jefatura de Egr210.

Insignia del Egr 210

Durante el famoso “martes negro”, el 15 de agosto, Rubensdörffer había dirigido ya los bombardeos contra los aeropuertos de Martlesham y Manston por separado, cuando se le ordenó, ya por la tarde, atacar la importante base de la R.A.F. en Kenley, reuniéndose con una escolta de Bf Bf 109 en ruta. Despegado con 15 bombarderos Bf 110 y su propio staffel 3, con ocho Bf 109, Rubensdörffer puso rumbo a Kenley, pero fallo el encuentro con su escolta.

Saliendo de las nubes, pudo ver un campo de aterrizaje al frente y atacó. Desgraciadamente era Croydon, no Kenley, y, en aquel momento, el Escuadrón 111, capitaneado por el jefe de escuadrón John Thompson, despegaba.

Dejando caer sus bombas, que causaron considerables daños, los pilotos de Rubensdörffer intentaron desesperadamente alcanzar la seguridad que las nubes les proporcionaban, pero fueron alcanzados y diezmados por los Hurricanes. Los aviones de los Oberleutnants Fiedeler y Habish, junto con los de los tenientes Kock, Beuel, Ortwer y Marx cayeron en los minutos siguientes. Fue el mismo Thompson quien atacó al Messerschmitt del jefe y, después de una larga lucha por intentar mantener el aparato en vuelo, el alemán se estrelló cerca de Mayfield. Rubensdörffer y su artillero, murieron entre las llamas.

Para leer más:

http://www.taringa.net/posts/info/3016819/Walter-Rubensd-rffer-el-Halcon-suizo.html

http://www.asisbiz.com/il2/Bf-110/Bf-110-EG210.html