El Curtiss Shrike de Horace Hickam

La pausa del cafe Revista cultural de entretenimiento para gente curiosa

El Curtiss Shrike de Horace Hickam

Al prosperar los cargos por corrupción en los contratos del servicio aéreo (que más tarde se probaron que no tenían fundamento), y con la consiguiente cancelación de las concesiones a las líneas comerciales, la tarea de transportar el correo en EEUU recayó en la aviación militar en febrero de 1934.

Desprovistos por completo de equipo y entrenamiento adecuado para cumplir su tarea, los pilotos de la Armada, la mayoría de los cuales eran oficiales de la reserva, con sólo dos años de experiencia en vuelo, se dispusieron a realizar su nuevo papel. Eran responsables de la zona centro de EEUU los pilotos de la Tercera Agrupación de Ataque, que volaban los Shrike Curtiss A-12 a las órdenes de un teniente coronel de pelo blanco: Horace Meek Hickam.

Nacido el 14 de agosto de 1885, “Old Hick” se graduó en la Academia Militar de West Point en 1908 y fue destinado al 11º de Caballería. Más tarde sirvió en el famoso Séptimo de caballería, bajo las órdenes del general Pershing, entrando en acción en México en 1916, donde se ganó una Silver Star, por su arrojo. Trasladado a la rama aérea del Signal Corps, recibió entrenamiento como piloto y se le dio el mando de las estaciones aéreas en Florida.

El mayor Hickman llegó a ser miembro del Staff del general “Billy” Mitchell después de la I Guerra Mundial y, con altas recomendaciones del Departamento de Guerra de estados Unidos, fue enviado a comandar la Tercera Agrupación de ataque en junio de 1932. Cuando se le asignó a la fuerza aérea la tarea de transportar el correo, este grupo fue hecho responsable de las rutas entre Chicago y Cheyenne.

Entrenados para los ataques por sorpresa, formación de vuelo y puntería, los pilotos de esta agrupación no estaban preparados para transportar grandes pesos a largas distancias, con buen o mal tiempo y en aviones de carlinga descubierta y de un solo motor A-12. el desastroso porcentaje de accidentes que se pronosticó, pronto demostró ser una ajustadísima apreciación.

Shike Curtiss A-12

Tres días antes de que debiera comenzar el servicio regular de correos, los tenientes Jean D. Grenier y Adwin D. White se mataron cuando su P-12 se estrelló en un vuelo de comprobación de ruta en una ventisca sobre Utah. Este fue el primero de una larga serie de accidentes y fatalidades que iban a tener lugar durante las tres desastrosas semanas que siguieron. El teniente James Easttham fue el tercer aviador que perdió la vida, estrellándose cerca de Salt Lake City. El comienzo del servicio regular se rubricó con la pérdida de los tenientes Dietz y Gibson, mientras los accidentes se sucedían sin interrupción.

El coronel Hickam continuó ocupando su lugar en el programa de rutas, pero expresó su preocupación por las largas horas que sus hombres tenían que pasar volando, lo inapropiados que eran los A-12 y por lo obsoleto de las brújulas. El 10 de marzo, ante la protesta pública por el terrible porcentaje de accidentes, el presidente Roosvelt suspendió el servicio de correos. Aunque más tarde se reanudó temporalmente, los vuelos nocturnos y con mal tiempo fueron prohibidos y el porcentaje de accidentes bajó repentinamente.

Hickam y sus pilotos volvieron a la normalidad en su trabajo y entonces aparecieron informes según los cuales Hickam asumiría en breve el mando de la Tercera Agrupación de Ataque, en Langley Field. Sin embargo, el 5 de noviembre de 1934, en unas prácticas de aterrizaje nocturno con mala visibilidad, en Fort Crockett, su A-12 tropezó con un obstáculo durante su aproximación a tierra y volcó: Hickam resultó muerto. El 21 de mayo de 1935 el campo de aterrizaje Hickam, cerca de Fort Kamehameha, en Oahu, Haway, fue dedicado y bautizado con ese nombre en memoria de tan singular aviador.

Para leer más:

http://en.wikipedia.org/wiki/Horace_Meek_Hickam

http://hawaii.gov/hawaiiaviation/hawaii-airfields-airports/oahu-pre-world-war-ii/hickam-field-air-force-base/lt-col-horace-meek-hickam