La Laguna Negra

La pausa del café

Revista cultural de entretenimiento para gente curiosa

La Laguna Negra

Llegaron los asesinos

hasta la Laguna Negra,

agua transparente y muda

que enorme muro de piedra,

donde los buitres anidan

y el eco duerme, rodea;

agua clara donde beben

las águilas de la sierra,

donde el jabalí del monte

y el ciervo y el corzo abrevan;

agua pura y silenciosa

Antonio Machado, La tierra de Alvargonzález, 1912

Con estas palabras describía Antonio Machado a La Laguna Negra. Lugar de leyendas y bellos paisajes, a los pies del Pico de Urbión, en la provincia de Soria.

La laguna, de origen glaciar, como queda evidenciado por el espectacular circo glaciar que la rodea, está situada entre los municipios de Vinuesa y Covaleda, en Soria, a una altura de 1.753m. Y forma parte, junto con las otras dos lagunas, La Larga y La Helada, situadas a mayor altitud, del Parque Natural de la Laguna Negra y los Circos Glaciares de Urbión, declarado en 2008.

El acceso se realiza desde Vinuesa por la carretera de SO-830 que une esta localidad con Montenegro de Cameros y La Rioja, por el valle el Revinuesa. Aunque es posible llegar en vehículo particular hasta ella, los meses de verano y de afluencia de público, solo se puede llegar andando o en autobuses desde Vinuesa.

Las leyendas que hablan de la laguna se refieren sobre todo a que no tiene fondo, llegando a decir que se comunica con el mar mediante túneles y corrientes subterráneas. Este mito aparece en la obra de Antonio Machado, en la que aparecen los versos arriba escritos. Otra leyenda dice que hay un ser en su fondo que se traga todo lo que cae en ella. En cualquier caso, la realidad es que la profundidad de la laguna no supera los 8 metros, variando según la época del año.

El primer domingo de agosto se celebra una travesía a nado en la cual los participantes cruzan la laguna a nado.

La vegetación que habita en la zona de la laguna Negra es más típica del norte europeo que de la península Ibérica.

La vegetación acuática es muy similar a la de otras lagunas de montaña del norte peninsular. Está compuesta por pequeñas plantas que van formando céspedes en el fondo y junto a las cuales crecen otras que emergen a la superficie o flotan en ella.

En tierra abundan diferentes especies de árboles. Entre ellas está el haya que crea un cerrado sotobosque y crecen a altitudes relativamente bajas, junto con el pino albar que es el rey del territorio y forma grandes bosques, bosques llegando con sus raíces hasta la misma orilla de la laguna. El roble albar, el abedul el álamo temblón son especies que tienen presencia relevante junto con el serbal de cazadores, pequeño árbol que va conquistando las zonas de matorral en las pendientes, lo que se ve completado por los arbustos como la retama y el brezo.

La fauna del paraje también es muy rica. Desde los buitres leonados que anidan en el acantilado rocoso, a las rapaces donde las águilas destacan por su porte. De menor tamaño, también encontramos corzos y jabalíes, incluso algún lobo, hasta ciervos y zorros. Y en las aguas de la laguna, no faltan los barbos y las truchas.

En la visita no puede faltar el pueblo de Vinuesa. En origen fue asentamiento de los celtiberos pelendones. La presencia en la península del Imperio romano mantendría y agrandaría el asentamiento de Visontium. Y en la Edad Media el comercio de la lana fue el origen su riqueza, siendo sus actuales monumentos fruto de aquella época.

La iglesia de Nuestra Señora del Pino se comenzó a construir en el año 1591, y es de estilo gótico renacentista. Es de tres naves, más alta la central que las laterales, todas cubiertas con bóvedas de crucería estrellada. La portada atiende a los criterios postherrerianos que imperaron en los primeros años del siglo XVII.

En el interior hay varios retablos rococós, del siglo XVIII y el retablo mayor del siglo XVII, diseñado por Domingo González de Acereda. Es de estilo barroco, con cierto aire renacentista, siendo imitación del retablo de la parroquia de la Virgen del Espino de la catedral del Burgo de Osma.

Se completa el mobiliario con el órgano que data del año 1786. La iglesia guarda obras de arte destinadas al culto así como una colección de imágenes de pequeño tamaño.

Completan la visita los palacios de Vilueña y el del Arzobispo de Palermo del siglo XVII; la casa de los Ramos, gran caserón con una monumental balconada, o la plazuela del Rollo.

Para leer mas:

http://www.sorianitelaimaginas.com/index.php/mod.pags/mem.detalle/idpag.40/relcategoria.1034

http://www.turismohispania.com/castilla-leon/soria/la-laguna-negra-una-maravilla-de-soria/

http://www.vinuesa.es/web/literatura.html

http://www.vinuesa.es/web/index.php

http://www.porsolea.com/laguna-negra-lagos-y-lagunas-naturales/