Los 15 pueblos más bonitos de España

La pausa del cafe Revista cultural de entretenimiento para gente curiosa

Los 15 pueblos más bonitos de España

 

Ronda, Málaga

Ronda

 

Avistamos Ronda. Estaba enriscada en la sierra, como una prolongación natural del paisaje, y a la luz del sol me pareció el lugar más hermoso del mundo. Quien así habla es Juan Goytisolo, enamorado de esta localidad malagueña, dividida en dos por el río Guadalevín, que atraviesa el núcleo urbano formando un espectacular tajo de más de cien metros de profundidad. De la plaza del Campillo parte un camino que conduce hasta el Arco de Cristo, desde donde se obtienen unas fantásticas vistas del Puente Nuevo, impresionante obra de ingeniería de siglo XVIII. Las laberínticas calles de Ronda recuerdan su pasado musulmán, época a la que corresponden la puerta de Almocábar, los baños árabes y el alminar de San Sebastián, en una zona con rincones pintorescos, como el callejón de los Tramposos, tras el cual se alza la bella iglesia de Santa María de la Encarnación. Nazarí es la Casa del Gigante, de estilo mudéjar-renacentista el Palacio de Mondragón y universal su famosa plaza de toros, construida toda en piedra.

 

Mas información: www.turismoderonda.es

 

Frías, Burgos

 

Frías

 

El Ebro a su paso por las tierras de las Merindades, en el norte de Burgos, deja a sus orillas la bella ciudad de Frías, la más pequeña de España. Su sorprendente silueta sobre un peñasco, se encuentra enmarcada por el imponente pico Humión, el más alto del Parque Natural Montes Obarenes.

El Castillo de los Velasco y la Iglesia de San Vicente Mártir, presiden este Conjunto Histórico Artístico. En torno a estas edificaciones se apiñan las casas colgadas que cuelgan de la roca desafiando las leyes de la gravedad.

En 1202, Alfonso VIII otorga fueros a Frías y favorece su desarrollo económico. Frías que anteriormente dependía de navarra, regresa a Castilla. Ya en 1435, Juan II le otorga el título de Ciudad. Éste se la cambia a Pedro Fernández de Velasco por Peñafiel. Quién quiso someter a la cuidad, quitándole los fueros y privilegios, consiguiendo que pueblo se sublevase contra él, naciendo así la Fiesta del Capitán, celebrada, el fin de semana siguiente al 24 de Junio.

 

 

Mas información: www.ciudaddefrias.es

 

Albarracín, Teruel

Albarracín

 

 

Escuchar un concierto de música clásica en la iglesia de Santa María de Albarracín puede ser la mejor forma de alimentar el espíritu en esta villa medieval, puerta de entrada a la sierra que le da nombre. Entre barrancos profundos y valles húmedos se alza un pueblo que durante siglos resultó casi inaccesible, atrapado como está en un marco natural tan caprichoso y soberbio. Un espolón rocoso rodeado por un meandro del río Guadalaviar cobija este impresionante conjunto amurallado, con un casco antiguo de calles empedradas, con escaleras y cuestas casi imposibles. Para obtener las mejores vistas hay que asomarse al mirador que hay junto a la Catedral. Las casas, de yeso rojizo, parecen desafiar la ley de la gravedad.

 

Mas información: www.albarracin.org

 

Cantalavieja, Teruel

 

Cantalavieja

 

Cantavieja emerge sobre un peñón a 1300 metros de altura, si venimos desde Mirambel, nos obliga , a afrontar una gran pendiente. Y es que desde ese lugar, se controla una gran extensión de terreno del Maestrazgo.

Fue durante el periodo de la Reconquista cuando esta zona adquirió singular importancia. El Cid pasó por allí, pero fueron las órdenes militares quienes conquistaron la plaza durante el reinado de Alfonso II. Los templarios la convierten en Baylía. Y cuando se extinguieron, pasó a la Orden de San Juan de Jerusalén. Bajo estas órdenes la población empezó a adquirir su posición dominante sobre las localidades de alrededor. Y fue en esta época cuando comenzó a crearse en Cantavieja la configuración que, aún hoy, encontramos. Existen todavía estructuras del siglo XIII. Su casco antiguo parte de la plaza España, y desde allí por la calle Mayor, hasta la plaza porticada y el castillo.

Todo este conjunto se completa con numerosas casas nobles, testimonio de un pasado en el que el comercio de la lana daba una gran pujanza a la zona.

Ramón Cabrera, general del ejercito carlista en la guerra de 1833-1840. también colaboró en la creación de la Cantavieja que hoy conocemos. Él ordenó su fortificación y construyó torreones de vigilancia cuando decidió convertir este enclave en su Cuartel General . Durante los años que duró la guerra, instaló una fábrica de armas, un hospital y una imprenta. Esto hizo que se construyera allí el Museo de las Guerras Carlistas.

Cantavieja fue declarada en 1981 conjunto histórico-artístico.

 

Mas información: http://cantavieja.eu/

 

Vergel de la Frontera, Cádiz

Vergel de la Frontera

 

Vejer de la Frontera es como un faro iluminado en medio de la montaña. Incluso cuando es de día. Esa es la impresión que uno tiene cuando comienza a atisbar su figura a lo lejos, desde la carretera que se eleva suavemente mientras nos acerca a ese resplandeciente conjunto de palmeras y casitas blancas que forman la cara norte del municipio. Su entramado de vías estrechas, callejones y cuestas se amolda a la perfección a las dos colinas sobre las que se asienta. En la parte más elevada, el castillo brinda la mejor panorámica. En Vejer la vida está en la calle, en las terrazas de sus plazas, como la de España, la de los pescaítos, llamada así por los peces de colores de su fuente. La playa del Palmar, a diez minutos en coche, es un buen lugar para esperar la caída del sol.

 

Mas información: www.turismovejer.es

 

Santillana de Mar, Cantabria

Santillana de Mar

 

Santillana del Mar es sin duda uno de los pueblos más impresionantes de Cantabria y de España. Declarada conjunto histórico-artístico en 1889, la aldea tiene una armonía perfecta y está totalmente preservada. Todo hecho en piedra, parece que el tiempo se ha detenido ...

Si se encuentra en Cantabria, debe visitar este hermoso pueblo. La mejor época para visitarlo es en otoño e invierno, ya que la afluencia de turistas durante los meses de verano suele ser muy alta.

Su inmejorable ubicación y el hermoso entorno natural que lo rodea, hace de Santillana un lugar en el que escapar y disfrutar del paisaje, su gente, su historia y su gran agenda cultural.

 

 

Mas información: www.santillanadelmarturismo.com/

Hervás, Cáceres

Castillo de Guadamur

 

La ubicación de este municipio cacereño resulta perfecta: al abrigo de la sierra de Gredos, justo donde se intuye ya el valle de Ambroz, con sus gargantas y torrentes de agua. Dicen que sus fundadores fueron los caballeros de la Orden del Temple, que levantaron aquí una ermita en torno a la cual fue creciendo el pueblo. Pero fueron los judíos quienes le confirieron su peculiar fisonomía al asentarse en este lugar en el siglo XVI y crear su propio barrio, de estrechas callejuelas y trazado irregular sobre el que aún sobreviven casas de dos plantas, con aleros y vigas de castaños. Castaños, y también robles, hay muchos en los alrededores de Hervás. Sus hojas resguardan del sol en los meses de verano, pintan de ocres el mágico otoño y de verde la primavera.

 

Mas información: www.turismodehervas.com

 

Ureña, Valladolid

Ureña

 

Fue declarada Conjunto Histórico-Artístico en 1975. En esta circunstancia influyó el hecho de estar en posesión de un caserío con características plenamente medievales, así como la existencia de un conjunto amurallado del siglo XIII que es, sin duda, el mejor conservado de toda la provincia. La muralla está unida, en el extremo sureste, al castillo, levantado en el siglo XI sobre una antigua plaza fuerte romana. Situada en el valle, extramuros de la población, se halla la ermita románica de Nuestra Señora de la Anunciada, bello ejemplar del románico lombardo. Al visitar esta preciosa villa no se puede pasar por alto la belleza de sus calles de trazado medieval que parecen formar parte de un lienzo marco del cual es su impresionante muralla…

 

Mas información: www.urueña.es/

Cudillero, Asturias

Cudillero

 

Las hay amarillas, naranjas, rosas, blancas... Las casas de colores que pueblan el anfiteatro natural de Cudillero conforman la imagen más típica de este pueblecito asturiano de pescadores que cuenta con uno de los puertos más activos de todo el Cantábrico. No hay que buscar monumentos. Solo calles, escaleras y callejones, por los que perderse una y hasta mil veces para descubrir, de pronto, y casi por sorpresa, algún mirador desde el que asomarse para fundirse con su entorno, todo azul y verde. Quienes quieran poner una nota cultural al viaje deberán acercarse hasta el Palacio de los Selgas, situado en el barrio de El Pitu, con obras de Goya, Tiziano y El Greco. Sus jardines resultan idílicos, igual que la infinidad de playas (Concha de Artedo, Campofrío, Ballota…) que rodean Cudillero.

 

Mas información: www.cudillero.org/

 

Ruebielos de Mora, Valladolid

Castillo de la Mota

 

Rubielos de Mora se encuentra al sureste de la provincia de Teruel, sobre una ondulada planicie a 929 m. de altitud, en la comarca Gúdar- Javalambre.

Encrucijada geográfica, cultural y económica, mirador natural sobre el altiplano de Teruel, recibeo con razón el nombre de “Pórtico de Aragón”. También es llamado “Corte de sierra” por el gran número de casas solariegas y edificios notables que forma su Conjunto Histórico Artístico (Premio Europa Nostra 1983). Además, la villa de Rubielos pertenece a la Red de Municipios por la calidad de vida “Cittaslow” y es lugar de sellado en el Camino del Cid.

En su visita no se pueden perder la Excolegiata Santa María la Mayor y el gran retablo gótico internacional del s. XV que guarda en su interior, dedicado a la Vida de la Virgen o el edificio civil más monumental: su Casa Consistorial, una bella obra renacentista con una lonja en la primera planta que no les dejará indiferentes.

Callejeando por Rubielos encontrarán un sin fin de casas solariegas y pequeños palacios que pertenecieron a grandes nobles donde destaca el trabajo de la piedra y la forja, sus aleros o sus escudos. Además de los conventos que alberga la villa: el de los Carmelitas Calzados y su impresionante claustro y el de las Madres Agustinas, extramuros.

Todo ello enmarcado en las murallas que protegían la villa, Rubielos llegó a contar con 7 portales para acceder a la villa de las que todavía hoy, podemos admirar dos, la de San Antonio y del Carmen (S. XIV)

Por último no debemos olvidarnos de las diferentes ermitas que harán que el viajero que se acerque a Rubielos disfrute de un agradable paseo por sus calles, caminos o senderos.

 

Mas información: www.rubielosdemora.es

Laguardia, Rioja alavesa

Laguardia

 

La capital de la Rioja Alavesa, en la margen izquierda del río Ebro, domina la comarca desde lo alto de un cerro. Una inscripción en una de las puertas de sus murallas recibe a quienes vienen de fuera: Paz para los que llegan, salud para los que habitan, felicidad para los que marchan. Con estas palabras siempre en la mente es posible recorrer uno de los cascos antiguos más románticos del País Vasco. Casas palaciegas con blasones marcan el trazado medieval de Laguardia, donde destacan su Plaza Mayor porticada y dos iglesias: la de San Juan Bautista y la de Santa María de los Reyes, que cuenta con una espectacular portada gótica. El paseo del Collado bordea el lugar, con los extensos viñedos como únicos dueños del paisaje.

 

Mas información: www.laguardia-alava.com

Alquezar, Huesca

Castillo de Monterrei

 

Entre los barrancos de la sierra de Guara, excavados pacientemente por las aguas del río Vero, se alza, encaramada sobre cresterías calizas, la colegiata-castillo de Santa María la Mayor –que en su origen fue una fortificación árabe construida en el siglo IX– y, a sus pies, el laberíntico caserío medieval de la villa oscense de Alquézar. Primera recomendación: contemplarla a lo lejos, quizás desde el Mirador de la Sonrisa al Viento. Solo así se está preparado para cruzar sus murallas y pasear por su precioso casco histórico, donde roca, agua, arte y leyenda se funden en sus callejuelas. La Plaza Mayor constituye el punto de encuentro habitual para iniciar rutas senderistas.

 

Mas información: www.alquezar.es

Navalcarnero, Madrid

Navalcarnero

 

Uno de los pueblos con más encanto de Madrid. Todo su casco antiguo ha sido rehabilitado de manera que se integre perfectamente con los numerosos edificios que atesoran siglos de historia en un conjunto armonioso.

La historia de Navalcarnero está íntimamente ligada a la boda del rey Felipe IV con Mariana de Austria, que tuvo lugar allí el. El 7 de octubre de 1649. En agradecimiento, el rey le dio a la villa el título de Villa Real.

Desde entonces la villa siempre ha tenido una cierta relevancia. Actualmente posee una completa red de restaurantes de gran categoría con el atractivo de poder comer en una de sus cuevas que tienen varios de ellos. Además puedes degustar sus famosos vinos, fruto de lo cual, se creó el Museo del Vino, un lugar donde conocer la historia y la actualidad de sus caldos.

 

Mas información: www.turismo-navalcarnero.com

Alcalá del Júcar, Albacete

Castillo de Manzanares el real

 

Alcalá del Júcar se encuentra situado en el noroeste de la provincia de Albacete, en la comarca de La Manchuela. Fue declarado conjunto Histórico-Artístico en 1982. En 1986 le fue concedido el tercer premio, después de la Torre Eiffel y la Gran Mezquita de Estambul, a la mejor iluminación artística. El 30 de mayo de 1998 en Villanueva de los Infantes, el Ayuntamiento recibió de la Junta de Comunidades de Castilla La Mancha, el “Premio de Turismo 1998”, por su labor en la promoción y desarrollo turístico.

Es uno de los pueblos más espectaculares y pintorescos de la provincia de Albacete; su situación y el excepcional paisaje que forman la hoz del Júcar, hacen que sintamos la necesidad de detener la marcha para poderlo contemplar en toda su grandiosidad.

Sus casas de arquitectura popular, excavadas en la montaña, se adaptan al terreno en calles estrechas y empinadas, trepando hacia el Castillo que se asoma a la hoz que forma a sus pies el río.

Se sabe que hacia el siglo XI fue fortaleza musulmana y que formaba parte de la línea defensiva que los árabes construyeron en las riberas del río, para contener la creciente presión cristiana.

Destacan el Castillo, el Puente Romano, su Plaza de Toros, la preciosa Ermita de San Lorenzo y la Iglesia de San Andrés.

La peculiar situación del pueblo permite que la mayoría de las casas estén excavadas en la propia montaña, con cuevas de tal longitud que llegan hasta el extremo de la peña sobre la que se asienta la villa. Tres de estas cuevas se pueden visitar.

 

Mas información: alcaladeljucar.net

 

Hondarribia, Guipuzcoa

Hondarribia

 

A solo cinco kilómetros de Irún, a los pies del monte Jaizkibel, en la bahía de Txingudi, que forma la desembocadura del río Bidasoa. Ese es el lugar exacto en el que se recuesta sobre el mar la “muy noble, muy leal, muy valerosa y muy siempre fiel Fuenterrabía”, tal y como se puede leer en el escudo de armas que preside en las murallas la puerta de Santa María. A través de ella se accede al casco viejo, de singulares casas solariegas, con aleros tallados y balcones de hierro forjado. La Plaza de Armas, donde se erige el castillo de Carlos V –una sólida construcción de planta cuadrangular–, representa el verdadero centro neurálgico de la localidad. Y el barrio de la Marina, con sus casas de colores, el mejor lugar para tomar unos pintxos.

 

Mas información: www.hondarribiaturismo.com